Cómo empezar a buscar a nuestros antepasados

Interesante colaboración para esta web de A. Navalón
Revisada por Josefina Simón


Son muchas las personas que hoy en día sienten curiosidad por saber quiénes y de dónde eran sus antepasados. Es muy gratificante investigar las raíces de nuestros antepasados y montar poco a poco, rama a rama, nuestro árbol genealógico.

Si queremos empezar a investigar en España, estos son los primeros archivos a consultar:

1) REGISTROS CIVILES. Comenzaron a funcionar aproximadamente en 1870 y, según la Ley de Registro Civil, sus datos son públicos para quienes tengan interés en conocer sus asientos, y los certificados que emite son GRATUITOS. Existe un registro en cada municipio, por lo cual es fundamental conocer el lugar de nacimiento de la persona a investigar.

Tendremos que empezar por lo que ya sabemos: Solicitar, personalmente, o por carta, al Registro Civil copia LITERAL (así nos enviaran una fotocopia del libro registro) de nuestro propio certificado de nacimiento. En el certificado figurará, nombre, apellidos, profesión y lugar de nacimiento de nuestros padres, así como la edad que tenían cuando nacimos y el nombre, apellido (a veces los dos) y lugar de nacimiento de nuestros abuelos.

Después, con los datos obtenidos, podemos solicitar los certificados de nacimiento (matrimonio, defunción) de nuestros padres(2), después el de nuestros abuelos (4), bisabuelos (8) ... y así hasta que ya no podamos seguir investigando en el Registro Civil porque los antepasados buscados nacieran antes de 1870. En ese caso hay que seguir con los registros parroquiales.

En los pueblecitos pequeños el Archivo del Registro Civil se encuentra depositado en el archivo municipal, por lo que se pueden enviar las solicitudes a las direcciones de los Ayuntamientos. Las direcciones, teléfonos y emails de los Ayuntamientos se suelen localizar fácilmente buscando en Internet.

En las ciudades y pueblos grandes el Registro Civil se encuentra en los Juzgados y la página https://www.poderjudicial.es/ es de gran ayuda para localizar su dirección.

Desde la página del Ministerio de Justicia de España (https://www.mjusticia.gob.es/es) ya se puede solicitar, por Internet, certificados de nacimiento, matrimonio y defunción de algunas localidades.

2) ARCHIVOS PARROQUIALES. Comenzaron a partir del Concilio de Trento (1564), aunque en algunas parroquias ya había comenzado con anterioridad. Estos archivos se encuentran depositados en las propias parroquias o en los Archivos Diocesanos. Estos son los distintos libros que podemos encontrar:

  • Libro de Bautizados.
  • Libro de Matrimonios.
  • Libro de Difuntos.
  • Libros de Matrícula: Contienen listas de personas, por domicilios. Estos libros tenían por finalidad controlar el cumplimiento pascual ("confesar y comulgar por Pascua Florida").
  • Libros de Fábrica: Detallan los gastos del culto, de obras realizadas en la parroquia, los ingresos proporcionados por rentas, diezmos o donativos.

Podemos solicitar, personalmente o por carta, a la Parroquia copia literal de los registros de bautismo que nos interesen.

Si quieres seguir profundizando en el tema, en Internet, existen numerosas páginas con una información mucho más detallada.

¡Suerte en tu búsqueda!